Autolesion: ¿Cómo se trata?

La autolesión se caracteriza porque la persona se realiza a sí misma, de manera repetida, daños corporales superficiales que conllevan dolor.

¿Qué se entiende por autolesionarse? ¿Qué es la autolesión?

La autolesión no suicida según establece la American Psychiatric Association será aquella conducta por la que la persona se inflige a si misma de forma intencionada una lesión corporal que suele producir sangrado, hematoma o dolor, con una expectativa clara de que esta lesión solo tendrá un daño físico leve o moderado.

Es importante destacar que en las conductas de autolesión no suicida tienen una intención de alivio del sufrimiento que padece la persona, pero en ningún caso tienen el proposito de acabar con su vida.

Puede manifestarse a través de diferentes tipos de autolesiones: cortes, quemaduras, golpes, arañazos, pincharse, frotar en exceso, morderse, consumir alcohol y/o drogas en exceso, etc.., sin que haya intención de suicidio.

La autolesión con cortes superficiales es la más habitual, suele realizarse en los antebrazos o muslos, y suelen utilizar cuchillas, cuters, cuchillos, navajas, etc, que suelen tener fácil acceso.

La estigmatización que suele llevar aparejada junto con la vergüenza y culpabilidad hacen que intenten ocultar los cortes, poniéndose mangas largas o pantalones largos durante todo el año para no mostrar las cicatrices recientes.

Al ser cortes superficiales suelen cicatrizar rápidamente y no dejan grandes señales, algo que no ocurre en otro tipo de auto-lesiones, como por ejemplo las quemaduras que suelen dejar una cicatriz visible y tiene una cicatrización más lenta y complicada.

En el caso de quemaduras suelen utilizar mecheros y objetos calientes, si bien, también hemos visto en nuestra práctica clínica como algunos adolescentes llegan a utilizar los hornos, poner objetos muy calientes en el microondas o incluso utilizar hielo para producirse las quemaduras.

La conducta autolesiva suele venir acompañada de sentimientos de culpa, rabia, vergüenza, frustración, etc, por lo que no suelen buscar ayuda sino todo lo contrario, hay una tendencia a esconder este tipo de conductas.

¿Qué quieren conseguir con las autolesiones? ¿Porqué se autolesionan?

Se ha estudiado en profundidad las conductas de autolesiones no suicidas (non-suicidal self-injury; NSSI) concluyendo que las causas que provocan este tipo de conductas son debidos a una falta de regulación emocional adecuada.

Es decir, los jóvenes que no disponen de herramientas adecuadas para aliviar un estado de ánimo negativo, un sentimiento de malestar emocional profundo, recurren a realizarse cortes, quemaduras, etc, como una forma de aliviar ese estado negativo e inducir un estado emocional positivo.

Las circunstancias que llevan a la persona a autolesionarse se clasifican en tres tipos diferentes:

1. Aliviar de manera inmediata un estado emocional y cognitivo negativo:

Cuando la persona se hace a si misma ese daño corporal se produce un alivio instantáneo de los pensamientos negativos como de las emociones negativas asociadas (ira, ansiedad, frustración, tristeza, etc.), así como de la activación fisiológica que provocan tanto los pensamientos como las emociones negativas.

Es decir, actuaría como una válvula de escape que alivia de forma rápida ese malestar y sufrimiento que padece en ese momento en concreto.

2. Resolver una dificultad personal

La falta de recursos para resolver un problema interpersonal o hacer frente a situaciones de estrés, tensión, conflictos, rupturas, separaciones hace que aparezcan un estado anímico depresivo y de ansiedad que desencadene un malestar emocional y sufrimiento psíquico, siendo de nuevo la autolesión una forma de aliviar este estado negativo.

Asimismo se ha podido comprobar que las personas con altos niveles de autocritica y altos estándares de exigencia personal utilizan la autolesión como una forma de autocastigo cuando no se encuentran satisfechas consigo mismas.

autolesiones adolescentes

3. Inducir estados de ánimo positivos

Se ha constatado que en ocasiones la autolesión es una necesidad de búsqueda de apoyo, o una manera de no hacer frente a situaciones desagradables

El alivio que se produce mientras se realiza el acto de autolesión o justo después puede llevar a que esos comportamientos se repitan de forma reiterada para aliviar el malestar, llegando a sugerir una cierta dependencia.

Situación actual de autolesiones en adolescentes

A lo largo de los últimos años se han podido constatar un aumento de las autolesiones en adolescentes.

Los datos que aparecen en los últimos estudios sobre la salud mental en la población infantil y adolescente nos ponen en alerta ante una situación que está alcanzando proporciones realmente preocupantes:

  • El 20% de la población mundial infanto juvenil sufre de algún problema de salud mental.
  • La Organización Mundial de la Salud (OMS) prevé que en el año 2020 los trastornos neuropsiquiatricos en infancia y adolescencia estará como una de las cinco causas más frecuentes de mortalidad y discapacidad.
  • El suicidio en la población entre los 15 y los 19 años se situa como la tercera causa muerte.
  • Hay estimaciones de que aproximadamente la mitad de la población entre 13 y 19 años presentan ideación suicida.
  • En la última década se estima que los intentos de suicidio y de autolesiones se han duplicado.
  • Un 27% de los adolescentes han realizado en alguna ocasión conductas de tipo de auto-lesivas según un estudio de la “British Journal of Clinical Psychology”,

Terapia Psicológica para tratar las conductas de autolesiones. El tratamiento para las autolesiones

Como hemos comentado anteriormente, la sensación de alivio que siente la persona que se autolesiona hace que el comportamiento aparezca cada vez con mayor frecuencia, al mismo tiempo que se incrementa la sensación de culpa y vergüenza, dejando una autoestima debilitada que facilitará la aparición de una falta de respuesta adecuada ante una nueva situación estresante o dificultad personal que le predispondrán a realizar de nuevo este patrón conductual de alivio de la ansiedad.

Los estudios nos confirman que es una conducta que provoca una cierta “adicción”, entre el 70 y el 93% de personas que realizaron una conducta de autolesión repitieron 3 o más veces.

La terapia con más efectividad demostrada es la Terapia Cognitiva Conductual si bien tiene que basarse de forma clara en el desarrollo de estrategias adecuadas de regulación emocional.

centro de psicología Psicopartner para tratamiento de autolesionesEn nuestro centro de Psicologia Psicopartner® contamos con profesionales con experiencia en el tratamiento terapéutico de conductas autolesivas.

Los Psicologós de Psicopartner conocemos en profundidad que es lo que hay detrás de una auto-lesión y la complejidad que esconde, por lo que llevamos a cabo terapias específicas en el tratamiento de estas conductas que pueden llegar a ser adictivas por si mismas.

Comportamiento de las autolesiones

Así con la Terapia Cognitivo Conductual focalizamos las áreas principales que originan y mantienen el comportamiento de auto-lesión:

  1. Regulación emocional.
  2. Gestión de los pensamientos negativos y los estados de ánimo.
  3. Resolución de problemas, asertividad y alternativas a las autolesiones.
  4. Desarrollo de la Autoestima

bucle de las autolesiones

De esta manera, enfocamos la terapia psicológica en desarrollar en el paciente los recursos psicológicos adecuados para que pueda hacer frente a las situaciones adversas, estresantes y que pueda realizar esa regulación emocional de forma adecuada sin sentir la necesidad de autolesionarse.

Asimismo la terapia está centrada en fortalecer la autoestima en todos sus componentes para que la persona pueda tener una valoración adecuada de si misma, de sus capacidades y que pueda hacer frente no solo a la situación en la que está en la actualidad, sino también en futuras situaciones desfavorables con el objetivo de que no haya nuevas recaídas.

Si quieres solicitar una cita con nosotros, puedes llamarnos al 669 489 678 o bien contactar a través del formulario de contacto donde estaremos encantados de atenderte.

Bibliografia:

  • Ben-Yehuda A, Aviram S, Govezensky J, Nitzan U, Levkovitz Y, Bloch Y. Suicidal behavior in minors – Diagnostic differences between children and adolescents. Journal of Developmental & Behavioral Pediatrics. 2012;33(7):542–547
  • Kasen S, Cohen P, Chen H. Developmental course of impulsivity and capability from age 10 to age 25 as related to trajectory of suicide attempt in a community cohort. Suicide and Life-Threatening Behavior. 2011;41(2):180–192
  • Kerr DCR, Washburn JJ, Feingold A, Kramer AC, Ivey AZ, King CA. Sequelae of aggression in acutely suicidal adolescents. Journal of Abnormal Child Psychology. 2007;35(5):817–830
  • Nock, M.K. (2010) Self-Injury. Annual Review Clinical Psychology 6 (15), 1-25
  • Wilkinson, B. (2011) Current trends in remediating adolescent self-injury: an integrative review. The journal of school nursing, 2, 120-127