Dispareunia (dolor en relaciones sexuales): qué es, síntomas, causas y tratamiento.

Dispareunia (dolor en relaciones sexuales): qué es, síntomas, causas y tratamiento

La dispareunia, conocida también como coitalgia, es un trastorno que provoca dolor en las relaciones sexuales, concretamente durante el coito. Se produce con más frecuencia en las mujeres, aunque también puede darse en algunos hombres. 

Tanto las causas, como los síntomas son muy variados, y puede afectar a la estabilidad emocional de la persona que la sufre y al bienestar de la pareja. 

Síntomas de la dispareunia

Los síntomas de este trastorno son muy amplios y abarcan un gran abanico de sensaciones relacionadas con la molestia genital. Además de dolor, en diferentes grados de intensidad, los pacientes también pueden experimentar escozor, picor o ardor en diferentes puntos. Las molestias pueden aparecer en cualquier momento del coito, ya sea al comenzar, durante la penetración o al finalizar el mismo.

En los varones, el dolor en relaciones sexuales puede producirse durante el momento de la eyaculación, y sentirse tanto en la parte externa del aparato genital, (como el prepucio, el escroto o el glande), o en la zona interna implicando incluso el sistema urinario (próstata, testículos, vejiga o uretra). 

Las mujeres pueden experimentar las molestias o el dolor en la parte interna de la vagina, en la región pélvica e incluso en el abdomen.

Síntomas psicológicos 

Cuando las relaciones sexuales, que deberían ser placenteras, resultan dolorosas, la persona también se ve afectada desde el punto de vista emocional y psicológico. Estos son algunos síntomas asociados a este trastorno:

  • Ansiedad
  • Irritabilidad
  • Rabia
  • Estado de ánimo bajo o depresión
  • Conductas evitativas de las relaciones sexuales
  • Inseguridad y baja autoestima
  • Descontento con la propia imagen corporal
  • Discusiones de pareja

Causas del dolor en las relaciones sexuales

La dispareunia puede deberse a múltiples factores, y las diferencias son más claras en función del sexo. 

Dispareunia en hombres

La causa principal de esta dolencia en varones es una infección que puede afectar a distintas partes del sistema genitourinario, como la próstata, la uretra, la vejiga o las vesículas seminales. También puede deberse a la propia curvatura del pene, a un problema de fimosis o a algún tipo de alergia o reacción a productos espermicidas. 

Dispareunia en mujeres

Suele asociarse con frecuencia al vaginismo, la contracción involuntaria de los músculos que rodean la vagina. También está relacionada con enfermedades como la endometriosis, que afecta a más de un 10% de la población femenina,  o dolencias como la anovulación, la inflamación pélvica o la hiperprolactinemia, que tiende a provocar sequedad vaginal

La dispareunia también puede desarrollarse durante el puerperio, debido al propio parto vaginal, especialmente si la mujer ha pasado por una episiotomía. Asimismo, las infecciones urogenitales son otra causa posible, o bien el uso de jabones o el contacto con espermicidas.

Causas psicológicas

Tanto en hombres como en mujeres, aunque con más frecuencia en mujeres, las molestias pueden estar provocadas por causas psicológicas, que también pueden ser muy diversas. Por mi experiencia como sexólogo y terapeuta de pareja las causas más comunes que nos encontramos en consulta son:  

  • La falta de excitación y lubricación durante la penetración, sobre todo cuando no ha habido preparación previa. 
  • Una mala educación sexual con creencias limitantes e ideas negativas sobre el sexo.
  • Problemas emocionales como ansiedad y/o depresión.
  • Experiencias traumáticas del pasado, son algunas de las causas psicológicas que pueden provocar dolor durante el coito (primeras experiencias sexuales negativas, abuso sexual en la etapa infantil, maltrato, etc..).

Consejos cuando hay dolor en el coito

Si se experimentan los síntomas asociados a la dispareunia lo primero que hay que hacer es consultar con un médico que determine si las causas son físicas y psicológicas. 

image 5 Dispareunia (dolor en relaciones sexuales): qué es, síntomas, causas y tratamiento.

 Si se debe a problemas emocionales, se recomienda acudir a un/a psicólogo/a sanitario con especialidad en Sexología para comenzar lo antes posible la terapia y evitar que la disfunción sexual se cronifique. Es muy importante no forzarse a mantener relaciones sexuales si aparece dolor.
La forma de afrontar las relaciones sexuales también juega un papel importante a la hora de convivir con este trastorno. Estos son algunos consejos que la pareja puede incorporar en sus momentos íntimos.

  • Dedicar más tiempo a los juegos previos para lograr un estado de excitación y lubricación adecuados para una penetración fácil y sin dolor. 
  • Utilizar lubricantes, especialmente si hay algún problema de sequedad vaginal.
  • Evitar la penetración profunda.
  • Escoger posiciones sexuales que permitan controlar la profundidad de la penetración, como tumbados de atrás o lateralmente, o con la mujer encima, para que sea ella quien marque la intensidad, según sus sensaciones. 
  • Los ejercicios del suelo pélvico para aprender a contraer los músculos vaginales, son de gran ayuda en casos de vaginismo.

Cómo actuar cuando hay dolor en las relaciones sexuales

El dolor y las molestias que provoca la dispareunia afecta a las relaciones sexuales, y, por lo tanto, si hay una pareja estable, también repercute en el bienestar de la misma. Si se produce este problema, la primera solución es descartar el coito, ya que el sexo es para que lo disfruten ambos, y nunca deberían realizarse prácticas que estén provocando dolor.

image 6 Dispareunia (dolor en relaciones sexuales): qué es, síntomas, causas y tratamiento.

La realidad es que se puede disfrutar de una vida sexual satisfactoria sin incluir el coito en las prácticas habituales. De hecho, las parejas cuya sexualidad no gira en torno a la penetración, viven de forma más relajada este trastorno, e incluso lo pueden superar antes porque no cargan con la presión psicológica de sentir que tienen que renunciar por completo al sexo.

Por otra parte, si una de las dos partes (generalmente el hombre) insiste para mantener relaciones con penetración, aún sabiendo que hay dolor coital, puede afectar muy negativamente al deseo de ella, además de dañar psicológicamente a su autoestima, con lo que la situación y la posible recuperación puede complicarse mucho. En caso extremo se puede llegar a producir un trastorno de aversión al sexo que producirá una intensa aversión a todo acercamiento sexual.

Tratamiento para la dispareunia

El tratamiento indicado para la dispareunia dependerá del origen del problema. Existen varias opciones. 

Medicamentos

En el caso de que se deba a una infección, el tratamiento es aparentemente sencillo y el problema podría resolverse con facilidad y rapidez. En ocasiones, pueden ser los medicamentos prescritos para tratar otras dolencias los que pueden estar afectando a la vida sexual del paciente. Por ejemplo, algunos fármacos pueden provocar falta de lubricación, y en este caso puede valorarse un cambio de medicamento para reducir o eliminar estos efectos secundarios.

Por otro lado, la dispareunia en mujeres posmenopáusicas, está provocada por una lubricación insuficiente, debido al descenso natural de los niveles de estrógeno. Además del uso de lubricantes, se puede combinar con estrógenos tópicos que se aplican directamente en la vagina. 

Si el origen es psicológico los medicamentos solo aliviaran los síntomas pero no solucionará el problema que se mantendrá en el tiempo e incluso se puede llegar a cronificar.

Terapia de insensibilización 

Consiste en realizar determinados ejercicios para la relajación vaginal, que pueden ayudar a disminuir el dolor. Se pueden combinar con ejercicios de suelo pélvico. 

Terapia sexual 

Cuando se han descartado las causas físicas, el origen de las relaciones sexuales dolorosas suele ser psicológico. El paso siguiente es indagar por qué motivo se ha producido una respuesta emocional negativa ante la práctica del coito. Dependiendo de las causas, la terapia con un/a Psicólogo/a especialista en sexualidad, se procederá de forma individual o en pareja, aunque generalmente se combinan ambas, para mejorar la comunicación entre ambos. 

La terapia a utilizar dependerá de las particularidades de cada caso siendo la terapia cognitivo conductual altamente efectiva para ayudar a eliminar posibles prejuicios y romper con patrones de pensamiento limitantes, y la terapia EMDR para la superación de traumas del pasado. 

Si sufres cualquier tipo de dolor en relaciones sexuales, te animamos a que solicites cita con el equipo de Psicolog@s Sexolog@s ya sea a nivel presencial o online llamando al +34 669 489 678 o bien enviando un email a hola@psicopartner.com . Estaremos encantados de escucharte, analizar tu caso y ayudarte.

 


Ángel Luis Guillén

Ángel Luis Guillén

Director Centro Psicopartner
Psicólogo Empresarial y Sanitario
Séxologo y Terapeuta de Pareja.

Reservar cita

Publicaciones relacionadas

Disforia de Genero

Hoy en día el concepto de disforia de género está de actualidad y, en este espacio veremos qué es pero sobre todo que NO es

Leer Más >>
Depresión Navideña

La depresión navideña

¿Qué es la depresión de Navidad? La depresión navideña o blanca se puede considerar como un trastorno Trastorno Afectivo Estacional. Este trastorno afecta entre el

Leer Más >>