Fobia Escolar; ¿qué es y cómo tratarla?

¡Da el paso ahora!

Aprovecha los descuentos en tu primera cita

30% dto

La fobia escolar es habitualmente definida como la incapacidad total o parcial del niño para acudir al colegio como consecuencia de un miedo irracional relacionado con la situación escolar.

 Ésta es la definición que podemos encontrar en la Asociación Española de Pediatría y que se usa habitualmente para explicar la dificultad que puede tener una familia con la obligación “legal” de que los niños asistan al centro educativo.

Es importante entender que, en el caso de fobia escolar, no existe negligencia por parte de los familiares en cuanto al cumplimiento de las obligaciones. Suele darse una fuerte preocupación y una dificultad significativa para manejarse con la sintomatología que presenta el niño, especialmente para manejarse con el desequilibrio emocional que acompaña a la situación. No se dan señales de otras dificultades que serían justificativas del temor o de la conducta evitativa, como el trastorno disocial o el acoso escolar. 

Especialmente importante es este segundo caso, ya que la negativa a ir al colegio forma parte de las señales de alerta de esta lacra y puede confundir seriamente a la familia, y que pueden estar viendo “fantasmas” de acoso donde no los habría. Una vez hecha la precisión al respecto, también recomendaremos siempre, la exploración del entorno social del niño en el colegio a la hora de descartar que alguien le esté haciendo daño y por tanto estemos ante un miedo a asistir a clase que está justificado.

La fobia escolar podemos clasificarla dentro de las fobias específicas siendo los tratamientos más eficaces los basados en las técnicas de modificación de conducta.

¿Ansiedad de separación o fobia?

Encontramos algunos profesionales que no las distinguen, o que indican que los niños que presentan ansiedad de separación también experimentan fobia. No obstante, podemos encontrar niños que no experimenten ansiedad de separación y que no consigan ir al colegio y también su contraria, niño que van al cole pese a que experimentan una fuerte respuesta de ansiedad ante la separación. 

Hay una manera muy sencilla en la que podemos distinguir la presencia de una fobia. Por sus consecuencias, hablamos de una fobia cuando existe una fuerte respuesta de evitación

Esto es, los niños consiguen evitar ir al colegio. El alivio del malestar que provoca quedarse en casa funciona como un refuerzo de la conducta evitativa, incrementando la posibilidad de que el siguiente día el niño repita todo el repertorio de quejas, llantos, dolores simulados, etc, con los qué finalmente consigue quedarse en casa. 

pexels cottonbro studio 7407373 002 Fobia Escolar; ¿qué es y cómo tratarla?

Debemos ser muy conscientes de que simule o no los dolores, intensifique o no sus quejas, los niños que padecen fobia escolar sufren. En ocasiones, si no se trata, aparecen algunas manifestaciones que nos hablan a las claras de este sufrimiento, dolor de cabeza, malestar estomacal (a veces vómito) y de forma menos frecuente pero no por ello menos preocupantes algunos síntomas depresivos. 

No debemos ignorar esta dificultad, o interpretarla como algo voluntario que el niño hace para quedarse en casa “haciendo el vago”, en una fobia el niño no está haciendo novillos, en una fobia el niño no puede asistir al colegio, casi como si una mano invisible le impidiese salir de casa. En otras ocasiones esa mano le hace llegar hasta la puerta del centro educativo, donde se da media vuelta, sin poder entrar. Si tiene miedo a volver a casa por las represalias o castigos, se quedará en la calle, “expuesto”. Los riesgos están ahí, por lo que debemos prestarles atención.

¿Qué provoca la fobia escolar? 

Podemos decir que lo mismo que cualquier otra fobia. 

  • Una mala experiencia vivida en primera persona en el entorno escolar (no confundir con situaciones de acoso que persisten en el tiempo)
  • Una mala experiencia observada en los otros.
  • Los comentarios escuchados a otros que, aunque de forma vicaria exponen al niño a una posible mala experiencia (aunque esta no se haya producido)

Si sumamos a cualquier de estas situaciones u otras asimilables, un patrón de respuesta de miedo aprendido o una predisposición a la respuesta de miedo heredada, tenemos el caldo de cultivo que puede provocar que nuestro niño comience a experimentar la sintomatología de la fobia. La fobia puede aparecer de forma gradual (con quejas cada vez más intensas que culminan bloqueando al niño) o de forma abrupta (más inusual pero igualmente incapacitante)

little boy gae898aee8 1920 Fobia Escolar; ¿qué es y cómo tratarla?

¿Cómo se trata una fobia escolar?

En primer lugar, será necesaria una buena evaluación: 

  • Determinar cual es el estilo relacional del sistema familiar. Que valores, que mensajes, que mandatos recibe el niño. 
  • De que forma se establece la responsabilidad de lo que pasa, si se están produciendo en su vida otras situaciones que puedan estar provocando la reacción del niño. 
  • Será esencial para nosotros una buena valoración del niño “al margen del problema” de forma que podamos observar que recursos dispone para poder afrontar el reto que tiene por delante. 
  • Como finalización a la valoración, se deben establecer objetivos y tiempos de tratamiento, que debemos consensuar con la familia.

Una vez realizada una buena valoración, entenderemos que el trabajo debe ser conjunto involucrando a toda la familia. 

El tratamiento que realizamos en Psicopartner pasa por enseñar y educar a madres y padres en conceptos de inteligencia emocional y de respuesta adaptativa, con el objetivo de convertir a las figuras vinculares del niño en co-terapeutas que puedan aportar su granito de arena en la resolución del problema. Las sesiones en este caso deben ser conjuntas y debe existir espacio para que se exprese tanto el niño como el adulto que le acompaña.

A veces la edad del niño aconseja no intervenir directamente. No obstante, a partir de los 6-7 años recomendaremos una intervención también sobre el pequeño. 

A través del juego, del dibujo, de la escenificación de distintas situaciones posibles, trabajaremos con el niño en la exposición gradual y controlada a los estímulos de temor, desensibilizándolos en imaginación y reprocesándolos si fuera conveniente. En este último caso, estaríamos hablando del trabajo con protocolos de trabajo en niños con EMDR. 

En Psicopartner somos especialistas en el trabajo con las familias. Tanto con las familias de los más pequeños, a quienes apoyamos en la gestión de la labor de crianza, como con las familias de los niños más mayores y adolescentes. Apoyando a estos últimos y a sus familias a estrechar sus lazos y a generar vínculos o a restaurarlos cuando estos están rotos o dañados.

 Puedes contactar con nosotros llamando al teléfono +34 669 489 678 o bien enviando un email a hola@psicopartner.com donde estaremos encantados de escuchar tu caso y poder ayudarte.

Picture of Jorge Bueno

Jorge Bueno

Psicólogo Sanitario Especialista Niños y Adolescentes.

CONCERTAR cita

Publicaciones relacionadas

Mitos sobre la terapia sexual

La sexología es una disciplina científica que estudia la sexualidad humana en todas sus dimensiones: biológica, psicológica, social y cultural. Desde sus inicios, ha evolucionado

Leer Más >>