Fobia Social

¿Qué es la fobia social?

La interacción social es básica en los seres humanos y fundamental para la satisfacción de nuestras necesidades afectivas y emocionales. En cambio, existen ocasiones en que las personas experimentan esas interacciones de forma aversiva y generándoles un gran malestar, llegando a interferir significativamente en el funcionamiento de su vida diaria.

La fobia social es un miedo intenso y persistente, irracional y desproporcionado a situaciones de interacción social, fundamentado en el miedo que la persona tiene a ser observada y/o evaluada por los demás y anticipando consecuencias negativas. La persona está muy preocupada por la forma en que es percibida, experimentando niveles de ansiedad elevados. Suelen relacionarse con normalidad con las personas de confianza, no así con aquéllos con los que no tienen un vínculo estrecho.

Si tenemos en cuenta la cantidad y la variedad de las situaciones temidas, pueden distinguirse dos tipos:

  • fobia social específica: miedo a un tipo de situaciones en particular
  • fobia social generalizada: los síntomas de ansiedad aparecen por numerosas situaciones que suponen interactuar con personas no pertenecientes al círculo más próximo, lo que implica una importante afectación en la vida de la persona, aumentando el riesgo de depresión, de consumo de sustancias, de otros trastornos de ansiedad, de problemas económicos, laborales, etc.

Fobia social síntomas

A nivel fisiológico: sudoración, temblores, malestar estomacal, náuseas, diarrea, escalofríos, taquicardia, sensación de falta de aire, enrojecimiento facial
A nivel conductual: poco contacto visual, tono de voz sumamente bajo, tartamudeo, postura corporal rígida
A nivel cognitivo:

  • Los síntomas de la fobia social a nivel cognitivo sera: 
    • una excesiva atención a uno mismo, lo que supone una escasa implicación en la propia interacción, y una elevada observación y juicio de su propia actuación. Derivando en pensamientos de incompetencia, de ridículo, como por ejemplo “no tengo capacidad para relacionarme con gente nueva” o “voy a hacer el ridículo”
    • interpretaciones catastrofistas y de amenaza de las situaciones
    • pensamientos sobre el juicio que los demás harán de uno mismo: “les caeré mal”, “me verán como alguien raro”…
    • sobre la percepción que los demás tendrán de la persona: “se burlarán de mi…”, “van a pensar que soy tonto”…
    • sobre las propias manifestaciones de ansiedad: “me voy a poner colorado”, “van a notarse mis nervios”.

A nivel emocional: miedo al ridículo, miedo a la soledad, vergüenza, culpa

Situaciones que pueden desencadenar el malestar pueden ser el hablar en público, el relacionarse con personas desconocidas, acudir a una fiesta, realizar una entrevista de trabajo, el tener que responder a alguna pregunta en clase etc. incluso pueden aparecer dificultades en realizar conductas tales como beber y comer delante de otras personas.

Las personas con fobia social experimentan ansiedad no sólo en las situaciones temidas pudiendo llegar a crisis de ansiedad, sino también cuando piensan que tendrán que afrontarlas, experimentando una elevada ansiedad anticipatoria en los momentos previos.

La persona para reducir el malestar evita afrontar las situaciones, o las soporta con intensa angustia. Ese comportamiento de evitación cuyo objetivo es no sentir la ansiedad, si se mantiene a largo plazo genera una reducción muy significativa de las actividades cotidianas y afecta muy negativamente a la calidad de vida de la persona. Esa evitación también restringe relaciones y en definitiva la libertad, favorece el miedo, la vergüenza, la baja autoestima, y la soledad.

La fobia social, puede provenir de fallas en el aprendizaje de las habilidades sociales, a consecuencia de contar con modelos adultos de referencia con dificultades para desenvolverse a nivel social. Pueden verse déficits en iniciar y mantener conversaciones, en la expresión de opiniones, en la defensa de los propios intereses, en la realización y en el rechazo de peticiones etc.

También pueden proceder de situaciones traumáticas de haber experimentado un gran malestar en determinada situación social, y que queda marcada en la memoria.
Las creencias disfuncionales instaladas también tienen un gran peso en el mantenimiento de esta dificultad, por ejemplo, una excesiva perfección en la actuación, la obligatoriedad de ser aprobado por todo el mundo, creencias de peligro o amenaza de las interacciones etc.

¿Cuáles son las recomendaciones para superar la fobia social?

Para vencer la fobia social, el tratamiento psicoterapéutico se adecuará a la persona, a sus dificultades particulares, detectando las emociones, comportamientos y pensamientos que te impiden avanzar, y de forma gradual, ir logrando la normalización de la vida social. A través de la adquisición de confianza en uno/a mismo/a y de autoestima, acercarse al objetivo de superar la fobia social y con ello aumentar la calidad de vida.

Entre las metas del proceso estaría la disminución de las conductas de evitación y el afrontamiento de las situaciones temidas, la reducción de la ansiedad anticipatoria, y la mejora del funcionamiento social.

En terapia trabajaremos cómo se puede superar la fobia social mediante exposiciones en vivo o en imaginación de las situaciones temidas, el entrenamiento en habilidades sociales, la relajación y mindfulness, la detección y el cuestionamiento de las creencias irracionales y de los pensamientos automáticos.

Y por último, señalar unas recomendaciones de cómo vencer la fobia social:

 

  • La participación en actividades sociales: empezar por las sencillas y desde ahí ir escalando a las que generan una ansiedad mayor
  • El establecimiento de metas vinculadas con la sociabilidad, que te ayuden a aprender a desenvolverte socialmente
  • Identificación de los pensamientos negativos, detectar aquéllos que frenan y ponerlos a prueba
  • Práctica de mindfulness, que te facilita el estar con tu atención en el presente, y no en la anticipación de las situaciones ansiógenas
  • Tratar de conectar contigo mismo/a, con tus necesidades, deseos, valores y permítete ser tú mismo/a

Si te has visto identifcado/a con este artículo, tienes un gran malestar emocional y ves que no puedes manejar y controlar estas situaciones, ponte en contacto con el equipo de PSICOPARTNER, llamándonos al 669 489 678 y reserva una cita presencial o bien utilizando nuestro servicio de psicólogos online, donde estaremos encantados de analizar tu caso, atenderte y ayudarte.

Ana de Paz

Ana de Paz

Psicóloga Sanitaria y Mediadora Familiar