La Inseguridad Personal

La inseguridad es un estado en el que no somos capaces de confiar en nosotros mismos y sentimos que no respondemos a las expectativas que nos imponemos.

Esta falta de seguridad suele estar de manera permanente, haciéndose más presentes en la toma de decisiones, cuando se tiene que asumir responsabilidades, en situaciones de cambio (personal o profesional), etc, que detona un gran malestar emocional acompañados de situaciones de angustia y ansiedad importantes.

Origen de la inseguridad personal:

Se han identificado varios motivos por los que aparece esta falta de seguridad siendo los más relevantes:

  • Estilo de apego inseguro desarrollado en la infancia temprana: Según la teoría de apego, los seres humanos desarrollamos una forma de relacionarnos con el mundo, los demás y con nosotros mismos determinada por la seguridad que nos han ofrecido nuestros cuidadores. Un apego inseguro (evitativo o ansioso ambivalente) va a desarrollar una sensación permanente de inseguridad, de falta de confianza en uno/a mismo/a que lleva a buscar peticiones constantes de atención por parte de otros que refuercen las decisiones tomadas o que refrenden las acciones a tomar. Suele ser habitual que las personas con apego inseguro eviten la responsabilidad, manteniéndose en entornos seguros, donde tengan una sensación de control de las situaciones (tanto a nivel personal como profesional).
  • Situaciones complejas o traumáticas: La experiencia vivida puede hacer que nuestra auto-estima se vea resentida si acumulamos situaciones de fracasos continuos.
    La sensación de no conseguir lo que nos proponemos comienza a crear grietas en nuestra percepción de nosotros mismos, de nuestros recursos internos y nuestra capacidad para solucionar las cosas que nos pueden llevar a una falta de seguridad en nosotros mismos para hacer frente a situaciones futuras.
  • Expectativas no reales: Todas las personas realizamos expectativas de como queremos que sea nuestra vida, tenemos sueños e idealizamos nuestro futuro: que tipo de trabajo voy a tener, si voy a tener una pareja (cómo va a ser), cuantos hijos (si alguno) voy a tener, donde y cómo voy a vivir, etc…
    Las expectativas vitales que establecemos pueden no ser alcanzadas por diferentes motivos:
    1. Objetivos demasiado ambiciosos.
    2. Hay circunstancias externas que frustran nuestros sueños: pandemias, catástrofes, accidentes, etc..
    3. Establecemos metas que no dependen solo de nosotros/as.

La no consecución de nuestros sueños según avanzan los años puede llevar a una frustración y decepción hacía uno/a mismo/a, haciendo que poco a poco se vaya creando una inseguridad personal, una falta de confianza en poder lograr objetivos o sueños.

  • Expectativas de los demás: Hay una presión social y familiar para que nuestra vida sea de una determinada manera.
    Los estudios nos muestran como hay familias que no permiten las diferencias individuales, el tener opiniones o decisiones propias quedan totalmente inhibidas haciendo personas totalmente dependientes o con vidas determinadas por los padres, hermanos/as o abuelos/as.
    Muchas veces estas expectativas de los demás quedan encubiertas y van apareciendo a lo largo de la vida a través de una insatisfacción hacía la vida que uno tiene. Cuando llevamos a la persona a analizar quien fue el que realmente decidió lo que estudiar, donde vivir, comprar ese coche, tener ese novio/a, etc.., nos damos cuenta que no fue la propia persona, sino que fueron otros o bajo la creencia de lo que los otros quieren o esperan.

Síntomas de la inseguridad personal:

Aquí te mostramos algunas de las principales características de las personas inseguras que encontramos en nuestro centro:

  • Búsqueda constante de reforzar una decisión.
  • Miedo al juicio de los demás, a lo que pueden decir o pensar.
  • Acciones constantes para conseguir la aprobación del otro.
  • Problemas para tolerar la frustración y decepción.
  • Problemas en adaptarse a los cambios.
  • Discurso interno negativo hacía el futuro.
  • Necesidad de tener bajo control el entorno más cercano.
  • Se antepone siempre las necesidades de los demás a la de uno/a mismo/a.
  • Evitación del conflicto, permitiendo que otros se impongan y sin defender los derechos propios.
  • Baja autoestima general y percepción negativa de si mismo/a.
  • Emociones negativas hacía los demás, hay una constante comparación con el resto apareciendo sentimientos de envidia.

Consejos para tener seguridad en ti mismo

  1. Identifica a tu “Yo autentico”: Para ganar la confianza y seguridad en uno mismo te aconsejamos que trabajes en identificar tu “Yo autentico”. Para unos segundos y escribe en un papel las cinco cosas más importantes que quieres tener en tu vida, ¿cómo de alejadas están con tu realidad? ¿Qué puedes hacer para cambiarlo?
  2. Diferencia entre tu “Yo autentico” y tu “Yo reactivo”:

YO AUTÉNTICO

  • No existe la necesidad de imponerse.
  • Sensación de estar conectado con uno/a mismo/a.
  • Se siente calma y tranquilidad.
  • Coherencia interna: hay consistencia en los pensamientos, emociones, acciones y palabras.
  • Hacer lo que es correcto está por encima del resultado obtenido. 
  • La autoestima está a un nivel interno: en lo que yo pienso de mi y de mis sensaciones.
  • Seguridad interna de estar actuando de manera correcta.

 

YO REACTIVO

  • Se maneja en términos de ganar o perder.
  • La sensación se encuentra en donde estás frente al otro. 
  • Se siente rabia, enfado o ira. 
  • Se pierde la coherencia interna y se pone el foco en la consecución de objetivos.
  • El resultado es lo fundamental. El fin justifica los medios. 
  • La autoestima está a nivel externo: en lo que piensan los demás y lo conseguido. 
  • Se minimiza o ridiculiza lo que es correcto.

¿Cómo estás actuando en tu día a día? ¿Estás siendo autentico/a o reactivo/a?

 

3. Toma decisiones basadas solo y exclusivamente en tu opinión: Deja de pedir consejos, para de comprobar con otros lo que quieres hacer, coge las riendas y asume una decisión al día basado solo en ti. Pueden ser decisiones banales como comprar esos yogures que te gustan, cambiar la decoración de tu habitación, comprar otra marca de detergente, cambiar el “look”, etc…
4. Pon en positivo tu dialogo interno: La conversación que mantenemos con nosotros mismos determina fuertemente la autoimagen y la percepción de nuestras propias capacidades. Háblate de manera compasiva y cree en ti.
5. Invierte en ti: La mejor inversión que puedes hacer es en ti mismo/a. Te aconsejamos que inviertas en cursos que quieras hacer, en excursiones, en talleres de desarrollo de habilidades personales, profesionales y sociales, en mejorar tu salud, en ir a la pelu, en hacer terapia, en comprarte ropa nuev

La inseguridad como problema o como síntoma:

Seguro que has podido ver que al final la inseguridad, en la mayor parte de las ocasiones, no está siendo el problema, sino que es más bien un síntoma de algo más profundo como la relación de apego desarrollada en la infancia, problemas de autoestima o incluso situaciones del pasado.

En estos casos es aconsejable la realización de un proceso de terapia donde te puedan ayudar a desarrollar los recursos personales o a superar esas situaciones traumáticas que te permitirán ganar seguridad personal.

En Psicopartner tenemos un gran equipo de Psicólogos Sanitarios con amplia experiencia en tratar la inseguridad personal, por lo que te animamos a que pidas más información sobre nuestras terapias online o presenciales en el teléfono +34 669 489 678 o bien enviando un email a hola@psicopartner.com .

Ángel Luis Guillén

Ángel Luis Guillén

Director Centro Psicopartner
Psicólogo Empresarial y Sanitario
  • RESERVAR CITA

    IMPORTANTE: seleccione una fecha posterior a Hoy.
  • octubre 2021
    Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
    27282930123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031