¿Por qué nos damos atracones?

MMM…. Esa onomatopeya cargada de memoria, que puede aparecer cuando algo nos gusta o accede al recuerdo de aquello con lo que disfrutamos a través de los sentidos, quizás la comida es la que más se aproxime al goce a y a través del gusto y del olfato a estas tres emes. Nuestra sociedad está repleta de ritos y ceremonias en relación al disfrute de los alimentos, desde la prehistoria hasta nuestros días, aparte de ser evidentemente algo necesario para sobrevivir que permite que el cuerpo recargue, tenga energía y funcione de manera óptima se ha asociado a bodas, banquetes, entierros, rituales mágicos…. O simplemente el ir a restaurantes, bares y terrazas, en nuestra cultura occidental el simple hecho de comer, beber … es reconocido como un bien placentero, una gratificación o recompensa.

¿Y esto por qué?

Tiene mucho que ver con lo que recibimos ahora, con la recompensa inmediata, y está muy asociado al cerebro con la inmediatez, la recompensa en el momento, el cerebro es en parte el culpable, neurotransmisores como la dopamina, la noradrenalina, la serotonina y endorfinas se liberan cuando degustamos algo rico, algo que nos apetece y o/nos gusta, realmente vivimos en la sociedad de la inmediatez, del quererlo todo para ayer, nos cuesta más demorar las consecuencias porque vivimos inmersos en la colectividad del ya, el trabajo para ya , las tareas para ya, los resultados para ya, y al mismo tiempo buscamos recompensas para ya, que es lo que nos hace sentir vivos, completos y no tener que esperar.

¿Qué es un atracón?

Un atracón definido de forma rigurosa consistiría en comer una cantidad de alimento muy superior a la que comería otra persona en el mismo periodo de tiempo, con sensación de pérdida de control y con sentimientos de culpa y arrepentimiento después.
El deseo de inmediatez , el no saber demorar las consecuencias: ello lleva implícito el no aceptar el malestar , emociones desagradables como la ansiedad, el estrés, el enfado o la tristeza, y la comida en si misma se convierte en un vehículo para evitar y neutralizar determinadas emociones a través de la ingesta, aquí es cuando se puede convertir en un problema, cuando nos enganchamos a esa gratificación instantánea obviando lo demás, y los atracones comienzan a ser más frecuentes y perjudiciales para la salud de uno mismo.

Trastorno de Atracón

Según el manual diagnóstico DSM- 5 , se caracteriza por al menos unas sobreingesta/atracón como la definida en el párrafo anterior .al menos 1 vez durante tres meses, con consecuentes sentimientos de arrepentimiento , malestar físico(el sentirse muy lleno), y por lo general llevada a cabo en soledad, sin la presencia de nadie por los sentimientos de vergüenza que suscita el hecho en sí mismo.

¿Qué es lo mantiene la conducta de Atracón?

  • El sentimiento de culpa, muy ligado a la restricción alimentaria, entendemos que hay alimentos malos/prohibidos ya que consideramos que estos engordan más, poseen más kilocalorías por unidad: pizzas, galletas, fritos, hamburguesas, chocolate, dulces, helados, embutidos, patatas, snacks…. , cuando más nos prohibimos comer algo, más presión fisiológica y psicológica se produce en relación al determinado alimento en cuestión, esto finalmente lleva a ingerirlo de manera impulsiva con el consecuente sentimiento de culpa.
  • Ideas irracionales y poco ajustadas sobre la alimentación, la imagen y el peso.
    1. Entre ellas, pensar que sólo hay que comer determinados alimentos con menos Kilocalorías por unidad, es importante llevar una alimentación estructurada y equilibrada; en donde se incluyan frutas, hidratos de carbono: patatas, legumbres ,pan, pastas, proteínas: huevos, pescados y carnes, vegetales y verduras, cereales: arroces, maíz , las grasas o lípidos: embutidos, aceites, tocino, aguacate, atún,… La OMS recomienda que los hidratos de carbono deben aportar al menos un 55-60% del aporte calórico total, las grasas no deben superar el 30% de las calorías totales ingeridas y las proteínas deberían suponer el 15% restante de la alimentación, además de mantener unos hábitos físicos saludables: ejercicio/ deporte al menos tres veces por semana durante una hora.
    2. Comer menos adelgaza; otra idea extendida y que favorece las dietas y la restricción alimentaria; al contrario, si ingerimos menos calorías nuestro metabolismo termina gastando menos. Se trata de consumir más calorías de las que ingerimos.
    3. Vivimos en una sociedad muy influida por determinados cánones de belleza que hay que cumplir o seguir, el tener unos kilitos de mas o estar con sobrepeso y/ obesidad puede ser considerado como algo negativo y defectuoso que nos limita mucho a la hora de comprar determinada ropa, de vernos y sentirnos a gusto con nosotros mismos, a su vez el sentir que no podemos gustar y/o atraer a otros y en buscar ese ideal de belleza, a través de lo que lo valora la sociedad, el grupo de iguales, generando el llevar de manera continuada a ese restricción alimentaria( dietas) que finalmente desembocan en alteración de las sensaciones fisiologías de hambre- saciedad, ansiedad, atracón, culpa, conductas compensatorias (ayuno, más ejercicio, laxantes, diuréticos, purga (vomito autoinducido), alteración: hambre/saciedad, ansiedad, atracón y así respectivamente. Funciona como un círculo vicioso.
  • El Set Point: es la cifra más o menos fija del peso que tiene cada uno, es como la regulación interna del metabolismo para mantener un determinado peso y está influido pro factores como la alimentación, las sensaciones de e hambre y saciedad, el peso de los músculos , los huesos, la constitución, estatura y demás funciones idiosincráticas de nuestros propio metabolismo. A lo largo de la vida este Set Point gira en torno a + – 2 Kg, por ello a veces cuando llegamos a un peso determinado es difícil bajar del mismo, el proceso de atracón , dietas pueda alterarlo, incluyendo las sensaciones de hambre y saciedad y provocando problemas en el funcionamiento del metabolismo.

¿Y qué puedo hacer?

  • Relacionarnos de un modo más sano y saludable con la comida; lo primero entender que no hay alimentos buenos y malos, sino como nos relacionamos con los mismos, es importante mantener una buena estructura alimentaria; comer de todo de manera equilibrada en proporción, hacer todas las comidas: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena, así como la necesidad de hacer ejercicio físico para mantener un peso saludable.
  • Distinguir entre hambre fisiológica y hambre emocional,
    1. Hambre Física; No está asociada a ninguna situación ni emoción en particular, la aparición es lenta y gradual, responde a horarios fijados de antemano: horarios de alimentación que ayudan a que se ajusten y regulen las sensaciones de hambre y saciedad, y percibimos control sobre la cantidad y clase de alimentos que ingerimos.
    2. Hambre Emocional: Se asocia y desencadena por alguna situación que nos genera emociones como ansiedad , estrés , tristeza, enfado incluso alegría, estudios recientes han demostrado que la emoción de la euforia y alegría puede mantener las conductas de atracón: “hoy que he tenido un buen día voy a darme una recompensa. “Suele aparecer de repente, va asociada a pérdida de control en el ritmo de ingesta y a la elección de alimentos a ingerir.

HAMBRE FÍSICA

No desencadenada por emoción o situación. 

Lenta y gradual.

Control en el ritmo y en el alimento de elección. 

HAMBRE EMOCIONAL

Desencadenada por emociones.

Repentina.

Descontrol en el ritmo y en el alimento de elección. 

  • Trabajar con las ideas y creencias de en relación a la comida , la imagen y el peso que permitan mantener cogniciones ajustadas y que nos permitan mantener hábitos saludables con los que consigamos estar bien físicamente y a gusto con nuestra propia imagen .
  • Aprender a identificar las emociones que activan la conducta de atracón y aprender a gestionarlas y regularlas mejor; a destacar el entender cómo funcionan y en que nos ayudan así como aprender a manejarlas de un modo más eficaz, a través de técnicas de respiración, relajación , Mindfulness; aprendiendo a comer de manera consciente el aquí y el ahora, así como desarrollar comportamientos alternativos que nos den ese disfrute de inmediatez aunque siendo estos más beneficiosos para uno: recomiendo el ejercicio de los 5 minutos en mi artículo: https://www.psicopartner.com/consejos-para-el-ansia-de-comer-cuarentena-coronavirus/
  • Fortalecer una autoestima elevada e independiente, aprender a quererse y aceptarse a uno mismo, distanciándonos de los cánones de belleza establecidos, de la sociedad en general, aprendiendo a escucharnos, valorarnos y priorizándonos.
  • Desarrollar la reflexividad frente a la impulsividad, aprender a tolerar la frustración , el demorar las consecuencias , encontrando los aspectos positivos del proceso, del camino, para obtener consecuencias mejores y demoradas.

Si tienes atracones frecuentes que no sabes controlar o consideras que no mantienes una relación sana con la comida y/o no te gustas físicamente, ponte en contacto con el equipo de PSICOPARTNER, llamándonos al 669 489 678 o bien utilizando nuestro servicio de psicólogos online, donde estaremos encantados de analizar tu caso, atenderte y ayudarte.

Irene Calleja

Irene Calleja

PSICÓLOGA SANITARIA PSICOPARTNER
  • RESERVAR CITA

    IMPORTANTE: seleccione una fecha posterior a Hoy.
  • octubre 2021
    Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
    27282930123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031