Psicólogo experto en tratamiento de ansiedad

Ponemos a su disposición un psicólogo para ansiedad en Madrid Sanitario Colegiado, acreditado y registrado en la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ,especializado en el tratamiento de los Trastornos de Ansiedad.

¿Qué es la ansiedad?

Se puede definir la ansiedad como una reacción que surge ante la percepción de una amenaza o peligro, ya sea real o ficticio, que desencadena una serie de respuestas fisiológicas, cognitivas y conductuales, para hacer frente a esta posible situación amenazante.

Es por tanto una respuesta adaptativa del ser humano al medio ambiente, que surge para salvaguardar nuestra integridad y garantizar nuestra supervivencia.

La ansiedad y el miedo son ambas emociones adaptativas del ser humano, pero hay una clara diferencia entre ellas. En el miedo podemos identificar un estimulo presente (puede ser real o imaginario), mientras que la ansiedad se produce como una anticipación de un posible peligro futuro. Ambas reacciones emocionales, el miedo y la ansiedad, tienen manifestaciones cognitivas, fisiológicas y motoras, siendo ambas mecanismos necesarios para adaptarnos y protegernos del entorno.

La ansiedad provoca una sensación de malestar importante. Es una emoción negativa y esto lleva a las personas a realizar una evitación continua de las situaciones que lo genera.

Esta respuesta que se produce, tanto a nivel fisiológico, cognitivo y conductual, no solo puede llegar a ser fuente de un gran malestar emocional. Incluso puede llegar a ser altamente incapacitarte, provocando grandes limitaciones en la vida diaria.

El tratamiento de la ansiedad supone no solo reducir o aliviar los síntomas, en Psicopartner nuestros psicólogos analizan en profundidad las causas que han originado este problema e identifica que factores lo está manteniendo.

psicologo experto tratamiento ansiedad

Síntomas de ansiedad más comunes

Los síntomas de la ansiedad que surgen de forma más habitual son:

  • Síntomas fisiológicos o síntomas físicos: Hiperventilación, sudoración, dificultad para respirar, sensación de ahogo, dificultad para hablar, sequedad en la boca, taquicardia, palpitaciones, enrojecerse, tensión y rigidez muscular, temblores, ganas inminentes de ir al baño, molestias estomacales, dolor de cabeza, mareos, vértigo, aparición de pequeños tics, etc.
  • Síntomas cognitivos: Dificultad o imposibilidad en la toma de decisiones, miedo, temor, preocupación, sensación de pérdida de control, imposibilidad para concentrarse, dificultades de atención, dudas, desconfianza de las propias capacidades, sensación de hacer el ridículo, baja autoestima, etc.
  • Síntomas conductuales: Movimientos o conductas repetitivas (mover la pierna, mano, rascarse, frotarse, etc.), hiperactividad, alteraciones en la alimentación (dejar de comer o comer en exceso), actuaciones de evitación de lo que provoca la ansiedad, fumar, lloros incontrolados, beber alcohol, hipersexualidad, tartamudeo al hablar, parálisis, etc.

Cuando no se recibe el tratamiento para la ansiedad adecuado, los síntomas de crisis de ansiedad a largo plazo pueden hacer que se desarrollen otros trastornos fisiológicos, como migraña, fatiga, cefalea, insomnio, disfunciones gastrointestinales y miccionales, disfunciones sexuales, contracturas musculares, ciclos irregulares en la menstruación, etc.

Causas de la ansiedad

La ansiedad es uno de los problemas psicológicos más comunes en la actualidad y se han desarrollado multitud estudios científicos para combatir el malestar emocional que provoca así como todos los problemas de salud asociados.

En estos estudios ha quedado demostrado que las causas de las crisis de ansiedad se encuentran asociados a dos grandes grupos de factores interrelacionados entre sí:

  • Factores Internos: Son los inherentes a la persona, como la genética, la personalidad, la capacidad de tolerancia al estrés y la frustración, , estrategias de afrontamiento ante los problemas, etc. Es decir, son los factores emocionales que se han ido construyendo a lo largo del tiempo y que vienen asociados por pensamientos disfuncionales, creencias o las emociones asociadas a eventos vividos en el pasado.
  • Factores ambientales o contextuales: Principalmente hay dos grandes fuentes que son el trabajo y las relaciones familiares o de amistad. Las preocupaciones asociadas a problemas que ya existen o que pueden existir relacionados con familiares, amigos o el trabajo influyen de forma decisiva en la aparición de síntomas de ansiedad.

La conclusión a la que han llegado todos los estudios es que hay grandes diferencias individuales en lo que causa la ansiedad, debido a que cada persona es única, ya que la educación recibida, las experiencias vividas, las emociones asociadas a eventos pasados, la forma de estructurar asociaciones, etc…

Esto hace que cada persona tenga su propia percepción de la misma situación llevando a realizar una diferente valoración de lo que está ocurriendo y por lo tanto una respuesta de ansiedad diferente.

¿Cómo tratamos la ansiedad en nuestro centro de psicología?

El tratamiento ansiedad psicoterapéutico que realizamos, abarca, por tanto, los tres sistemas de respuesta que aparecen en la clínica de la ansiedad: los fisiológicos, cognitivos y conductuales.

Los tres sistemas interaccionan entre ellos y se interrelacionan entre sí, desencadenando un ciclo que se retroalimenta de forma continua, manteniéndose en el tiempo y que se puede llegar a cronificar, incapacitando a la persona.

Sufrir ansiedad y estrés es un motivo de consulta muy frecuente en atención primaria y es el problema de salud mental más prevalente. La mayoría de las veces se presenta con síntomas muy inespecíficos, que se pueden enmascarar somáticamente . En casi la mitad de los casos no es diagnosticada correctamente.

Los terapeutas de Psicopartner tenemos en cuenta las características personales, los síntomas del problema, los recursos disponibles de nuestro cliente y el contexto para abordar el tratamiento, de forma que se implemente la terapia más eficaz y eficiente.

Cada persona es única en su forma de responder frente a la ansiedad:  depende de sus creencias, educación recibida, experiencias, etc, y hace que estos tres sistemas de respuesta sean más o menos predominantes, influyendo de manera clara en el tratamiento terapéutico a realizar.

Nuestro enfoque terapéutico recoge esta individualidad. Es crucial conocer cómo funcionan estos tres sistemas de respuesta en el paciente para gestionarlos de una forma funcional y poder aprender a cómo combatir la ansiedad.

Por lo tanto, nuestros tratamientos son específicos e individualizados según el sistema de respuesta que esté teniendo lugar. Al conocer la respuesta dominante en cada uno de ellos, se puede establecer un tratamiento acorde al tipo de respuesta que esté teniendo lugar en cada caso en concreto.

Otros tratamientos contra la ansiedad y ataque de pánico

La Psicoterapia se ha posicionado como una excelente herramienta para enseñar a las personas cómo superar la ansiedad. La terapia para ansiedad desarrolla los recursos psicológicos necesarios para superar la ansiedad de forma adecuada, reconociendo los síntomas de la ansiedad y analizando cuáles son las mejores estrategias de afrontamiento para que la persona pueda tener la convicción de que la ansiedad se cura.

Hay gran evidencia científica y clínica que concluyen que la Terapia Psicológica es altamente eficaz para el tratamiento de la ansiedad y para el tratamiento del ataque de pánico, conservando los cambios terapéuticos provocados en el paciente a largo plazo.

El tratamiento farmacológico se enfoca en corregir el desequilibrio bioquímico que se produce en el cerebro y en la reducción a corto plazo de los síntomas físicos.

Lo que se produce es una inhibición del proceso de activación que hace el cuerpo ante una situación amenazante, sea esta real o no.

Para la reducción de los síntomas con ansiedad a través de fármacos se utilizan principalmente dos grandes grupos: los antidepresivos y los ansiolíticos.

1.- Ansiolíticos

Los ansiolíticos son utilizados como sustancias depresoras del sistema nervioso central siendo los más recetados las llamadas benzodiacepinas.

Las benzodiazepinas tienen un efecto relajante y anticonvulsivo, que se consiguen reduciendo la activación neuronal a través del Acido Butirico Amino Gamma (GABA), que es un inhibitorio del Sistema Nervioso Central consiguiendo una reducción de los síntomas de la ansiedad.

Se clasifican según sea la duración de su efecto:

  • Acción corta: Tienen efecto hasta ocho horas. Los más conocidos son el Midazolam, Triazolam y Bentazepam.
  • Acción intermedia: Su duración se encuentra entre las 8 horas y 24 horas. En este grupo se encuentran el Bromazepam, Alprazolam, Lorazepam, Pinazepam temazepam y oxazepam.
  • Acción larga: La duración de los efectos superan las 24 horas, aquí estarían el Clorazepato, Diazepam, Flurazepam, nitrazepam y clordiazepóxido, etc.

Según estipulan las guías clínicas de referencia la duración del tratamiento con Benzodiazepinas será entre 8 y 12 semanas.

Además dentro de este tiempo de tratamiento se debe incluir el periodo de retirada del fármaco que debe ser gradual para evitar un efecto rebote.

Los estudios realizados acerca de su eficacia han mostrado que las Benzodiazepinas tienen una disminución en su eficacia a las 4-6 semanas llegando a tener un efecto parecido al placebo, es decir, se produce un efecto de tolerancia elevado.

Además tienen un alto riesgo de dependencia y tienen efectos secundarios tanto fisiológicos como cognitivos:

  • En los efectos secundarios fisiológicos más comunes encontramos problemas intestinales, nauseas, debilidad, sensación de falta de equilibrio, mareos, somnolencia, problemas de coordinación motora, etc.
  • Respecto a los efectos secundarios a nivel cognitivo podemos encontrar problemas de memoria, dificultad de procesar información, falta de atención y concentración, problemas en la toma de decisiones, dificultad en la capacidad de resolución de problemas, etc…

Los efectos adversos que provocan junto con la alta dependencia y tolerancia que provocan han llevado a que se ponga en duda el coste-beneficio que provocan y su efectividad real en el tratamiento de la ansiedad.

2. Antidepresivos

Los antidepresivos más utilizados para el tratamiento de la ansiedad son los que actúan sobre la recaptación de la Serotonina, siendo los ISRS (Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina) y los ISRN (Inhibidores de la recaptación de serotonina y noradrenalina) los que más se utilizan para combatir la ansiedad.

Si bien la dependencia que provocan es mucho menor que los ansiolíticos, no consiguen un efecto inmediato siendo necesario un tratamiento entre 4 y 6 semanas para comenzar a ver su eficacia.

También tienen efectos secundarios como nauseas, aumento de peso, disminución del deseo sexual, hipertensión, insomnio, sensación de fatiga, sequedad en la boca, mareos, etc…

Dentro de los trastornos de ansiedad podemos encontrar dentro de su máxima intensidad de malestar los llamados “Ataques de pánico”. Son recurrentes si no hay tratamiento de la ansiedad y aparecen de forma súbita.

De forma muy rápida aparecen palpitaciones, sensación de ahogo, dificultad para respirar con sensación de asfixia, dolor en el pecho, temblores, sudoración, escalofríos, sensación de irrealidad, miedo a volverse loco y/o a morir, etc.

La experiencia vivida por las crisis de pánico provoca que la persona pueda desarrollar un miedo intenso a volver a sufrir otro ataque, realizando (tanto a nivel consciente como inconsciente) todo tipo de actos evitativos de las situaciones que considera que le pueden provocar un nuevo ataque, llegando a desarrollar verdaderas fobias (miedo a conducir, a hablar en público, a hablar con la gente, a salir a la calle, etc..).

¿Cómo ayuda un psicólogo de ansiedad en Madrid?

En muchas ocasiones nos encontramos en la consulta con que las personas cercanas a pacientes que sufren trastornos de ansiedad no saben cómo ayudar a la persona que sufre ansiedad. Nuestro experto psicólogo en Madrid para ansiedad le puede ayudar.

  • Lo primero de todo es tener claro que la ansiedad es una enfermedad mental que todos podemos sufrir. Es un trastorno que provoca un alto malestar y sufrimiento emocional y que se suele infravalorar, no solo por las personas que están alrededor, sino muchas veces por la propia persona que lo sufre evitando buscar ayuda profesional. Los últimos estudios nos muestran que cerca del 60% de las personas que sufren ansiedad consideran que no necesitan ningún tratamiento.
  • La ansiedad se puede traducir en una imposibilidad de orientar la atención hacia temas diferentes, convirtiéndose en unos pensamientos recurrentes sobre el problema que está originando la ansiedad. Cualquier actividad o charla que posibilite focalizar la atención en temas diferentes al que está provocando la ansiedad, es altamente recomendable y positivo.
  • La ansiedad tiene tratamiento, la ansiedad se cura. La terapia psicológica es el tratamiento de referencia, ya sea por sí solo o combinado con farmacología, en función de la intensidad de los síntomas. La terapia de ansiedad más efectiva es la Terapia Cognitivo Conductual (Cognitive Behavioral Therapy - CBT) siendo la que tiene mayores evidencias científicas en el tratamiento de la ansiedad.
  • Mostrar comprensión y apoyo. El desarrollo de los recursos necesarios para gestionar la ansiedad requiere de un tratamiento terapéutico durante un tiempo, que dependerá de cada persona. El transmitir apoyo, confianza en la recuperación y ánimo acelera el proceso de recuperación, pero siempre evitando la sobreprotección.
  • No forzar a la persona a ir al Psicólogo o a realizar terapia. No es conveniente forzar a la persona a buscar ayuda profesional ya que puede desencadenar aún más ansiedad. Es mejor realizar una estrategia de convencimiento, de animarle a que busque ayuda profesional haciendo un acercamiento hacia el problema de la ansiedad, ofreciéndose a acompañarle, pero teniendo siempre en cuenta que la última palabra la tiene el paciente.

Recomendaciones para superar la ansiedad

La ansiedad es un mecanismo adaptativo del ser humano por lo que no podemos hablar de una “curación” ya que es una emoción necesaria para afrontar las diferentes situaciones a las que nos enfrentamos de forma diaria, es decir, el problema no es tanto eliminar la ansiedad sino aprender a gestionarla de una manera funcional.

Algunos tips que te proponemos para gestionar de una manera eficiente la ansiedad serían:

1º) A nivel cognitivo:

  • Acepta que no puedes tener todo bajo control.
  • Da lo mejor de ti mism@.
  • Mantén una actitud positiva.
  • Escucha a tu ansiedad, ¿que es lo que la está generando?

2º) A nivel físico:

  • Limita el café, alcohol y bebidas estimulantes.
  • Mantén una dieta equilibrada.
  • Realiza hábitos saludables del sueño.
  • Haz ejercicio físico.
Si la ansiedad está siendo un problema para ti, no dudes en contactar con nosotros. Aquí encontrarás tu Psicólogo experto en ansiedad, Estaremos encantados de escucharte y darte las soluciones que realmente necesitas.
  • Reservar

    septiembre 2019
    lun mar mié jue vie sáb dom
    2627282930311
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    30123456
  • Psicopartner® está inscrito en el Registro de Centros, Servicios y Establecimientos Sanitarios de la Comunidad de Madrid con el nº CS14588

  • Psicopartner

    Un equipo perfectamente preparado para ayudarte