Sexo por lástima

El sexo por lástima o por pena (pity sex, mercy sex)

¿Conoces a alguien que haya tenido relaciones sexuales con alguien para no herir sus sentimientos? ¡Puede que incluso tú lo hayas hecho! Pues esto tiene un nombre y es “sexo por lástima o pena” (pity/mercy sex).

Quizás al leer estas líneas estés suspirando de alivio, al fin y al cabo, no es algo que se suela comentar, pero sí que es algo que ocurre con más frecuencia de la que pensamos.

De hecho, cuando imparto terapia de pareja o de sexología lo veo mucho, especialmente (aunque no siempre) por parte de mujeres. Tienen bajo deseo sexual, no tienen ganas de tener relaciones sexuales, pero se acaban forzandose a tenerlas para que su pareja no crea que no le ama.

En terapia también me suelen comentar de casos en los que se conocen a potenciales parejas y acaban teniendo relaciones con ellas “porque eran muy buenas personas o les habían caído muy bien” y aunque no se sentían atraídas por ellas, les daba lástima decirles que no.

Si hablamos de nuestra vida sexual es para contar lo bien que nos va, aunque cada vez sea menos tabú hablar de sexo, todavía nos cuesta y contar que a veces tenemos sexo por lástima no es algo de lo que podamos presumir.

Además, contar que hemos tenido relaciones sexuales con alguien porque nos daba pena no es muy sencillo, puesto que nos espera una avalancha de comentarios del tipo:

  • No debes tener relaciones sexuales si no te apetece.
  • Tienes que cuidarte primero y luego a los demás.
  • ¡Algo te apetecería cuando lo hiciste!

Es cierto que tenemos que cuidarnos primero a nosotros y nosotras, al igual que es cierto que no tenemos que tener relaciones sexuales cuando no nos apetece. Pero como dice el refrán <>.

Qué fácil es juzgar desde afuera ¿verdad?

Pero quizás te preguntes:

¿por qué a veces tenemos relaciones sexuales por lástima?

Aparentemente se trata de un problema de asertividad, es decir, de un no saber cómo tener en cuenta mis necesidades y respetar las de las otras personas.

Explicado de una manera más sencilla:

Se trata un no saber cómo decir que no y no herir los sentimientos de la otra persona. Por tanto, se accede a la relación sexual para no sentir culpa y evitar una mala reacción por parte de la otra persona.

Pero la culpa y la necesidad de aprobación están íntimamente ligadas con la autoestima. Por lo que podríamos decir que la raíz de acabar teniendo sexo por lástima es una baja autoestima.

¿Cuáles son algunas de las consecuencias de tener sexo por pena?

  • No disfrutas. Pudiendo ser incluso doloroso, puesto que tu respuesta sexual no se está dando y, por ejemplo, no lubricas bien.
  • Te sientes despersonalizado/a, desconectado/a, te sientes como un observador de la situación, con el plus de que la situación es: aburrida, incómoda, desagradable…
  • SI es algo que realizas con frecuencia es muy probable que desarrolles cierta aversión por las relaciones sexuales. Puesto que tu cerebro asociará relaciones sexuales con algo en lo que no disfrutas, te aburres y estás incómodo/a.
  • Después de tenerlas te sientes mal contigo mismo/a. Sientes que has hecho algo que no querías por el mero hecho de complacer a la otra persona.

¿Qué hago si no sé cómo dejar de tener sexo por lástima o pena?

Si esto te ocurre, lo ideal sería que buscaras ayuda profesional, desde Psicopartner te podemos ayudar, contamos contamos con un equipo de psicólogos, sexólogos y terapeutas de pareja. A continuación te cuento algunas de los apectos principales que nosotros trabajamos en terapia para dejar de tener relaciones sexuales por lástima:

  • Lo primero y más urgente es la creación de un plan de acción en el que planees qué hacer y qué decir cuando se dé una situación en la que es muy probable que tengas sexo por lástima con el objetivo de no volver a hacerlo.
  • Asertividad: aprender a decir que no de la manera más apropiada posible, pero teniendo siempre presentes nuestros límites, los cuales necesitamos tener claros cuáles son.
  • Saber gestionar los sentimientos de culpa. Puesto que no podemos dejar que los demás hagan lo que deseen para nosotros no sentirnos culpables.
  • Trabajar nuestra necesidad de aprobación y/o miedo al rechazo. Muchas veces nos ponemos en la peor situación de lo que podría pasar si decimos que no. Piensa en esto, si la persona con la que estás realmente te valora, lo va a entender, nadie quiere que alguien tenga relaciones con él o ella con lástima.

Si te has visto identificad@ con este artículo y ves que necesitas ayuda para mejorar tu relación de pareja puedes solicitar una primera sesión con uno de nuestros sexolog@s en el email hola@psicopartner.com , en el teléfono +34 669 489 678 o bien enviarnos un whatssapp al +34 613 14 50 03 donde estaremos encantados de de analizar tu caso, atenderte y ayudarte.

Alicia Fernandez Ridao

Alicia Fernandez Ridao

Reservar cita

Publicaciones relacionadas

Disforia de Genero

Hoy en día el concepto de disforia de género está de actualidad y, en este espacio veremos qué es pero sobre todo que NO es

Leer Más >>
Depresión Navideña

La depresión navideña

¿Qué es la depresión de Navidad? La depresión navideña o blanca se puede considerar como un trastorno Trastorno Afectivo Estacional. Este trastorno afecta entre el

Leer Más >>