Socerafobia: La fobia a los suegros.

Se acercan las fiestas de navidad, para muchas familias empiezan los planes para ver dónde van a pasar la nochebuena, la nochevieja, la navidad, etc, esto ya supone para algunas parejas un problema importante de cómo compatibilizar la celebración de las dos familias.

Esto se puede complicar aún más si alguno de los dos sufre Socerafobia, se trata de un miedo irracional, de una fobia específica poco conocida y que puede ser el origen de muchas discusiones familiares, y que la relación con la nueva familia se tambalee.

La ansiedad y el estrés que se producen en estas fechas es algo que cada vez nos encontramos más en consulta, ya que las celebraciones familiares suponen aparte del trabajo que supone la organización de los eventos una emocionalidad añadida.

¿Qué es la Socerafobia?

La socerafobia se trata de un miedo irracional, perseverante y fuera de la normalidad a los suegros.

Aunque no se ha recogido en el manual de trastornos diagnósticos (DSM-V) como una fobia específica, si que hay un nombre para este tipo de miedo irracional a estar con los suegros: Socerafobia.

Este miedo a los suegros puede no tener un origen claro, incluso puede ocurrir en los primeros encuentros sin que haya habido ningún conflicto con la nueva familia.

En estos casos, donde aún se están conociendo a los futuros suegros, es frecuente que la pareja no entienda que está ocurriendo, no puede identificar que está provocando ese miedo irracional y finalmente puede llegar a ser causa de conflictos en la pareja o de discusiones familiares.

Síntomas de la fobia a los suegros

Los síntomas que aparecen en la fobia los suegros aparecen no solo cuando se está en presencia de ellos, sino que el malestar y la ansiedad pueden aparecer incluso solo con nombrarlos, hablar sobre ellos o planificar una visita.

Este miedo a los suegros se identifica normalmente por aparición de algunos de estos síntomas:

1.- Alta ansiedad:

Como toda fobia hay signos físicos evidentes que aparecen de forma automática como puede ser: Taquicardia, rubor, sudoración, temblores musculares, sensación de ahogo, molestias estomacales o intestinales, tensión muscular, mareos, ganas de ir orinar, etc.

Estas manifestaciones fisiológicas provocan que una altísima incomodidad en las reuniones familiares como fiestas de navidad, celebración de cumpleaños, visitas familiares, etc…

2.-  Pensamientos obsesivos:

La Socerafobia viene acompañada en muchas ocasiones con pensamientos obsesivos, que pueden llegar a ser rumiativos (persistentes, recurrentes, infinitos, etc) provocando una alta situación de ansiedad anticipatoria, originando un gran malestar subjetivo que suele aparecer ante solo el hecho de pensar o planificar la situación de encuentro con los suegros.

Los pensamientos negativos más frecuentes suelen ser:

  • A que te critiquen por tu forma de ser, de vestir, de hacer las cosas, de hablar, etc..
  • A que te juzguen por las cosas que haces, por tus hobbies, por tus amigos, por tu forma de ser, etc..
  • A que no te acepten dentro de la nueva familia, a no ser lo suficientemente bueno/a para la familia política.
  • A realizar o decir algo que pueda herir a tus suegros, o futuros suegros, o a ponerte en evidencia delante de ellos.

Estos pensamientos, que van asociados a este miedo irracional, pueden aparecer en cualquier momento de la relación, incluso antes de conocerles y pueden marcar de forma definitiva no solo los primeros encuentros sino también cual va a ser la relación con la nueva familia y los futuros suegros.

3.- Conductas de evitación

Quizás empieces a entender que es lo que te ocurre cuando se acercan estas fiestas familiares.

Desgraciadamente una de las consecuencias más evidentes de la Socerafobia, son las conductas de evitación que provocan este miedo irracional.

La ansiedad y el malestar que provoca hace que se pongan en marcha unos sistemas defensivos, seguramente incluso de forma inconsciente, provocando conductas como:

  • Poca o ninguna interacción social con los suegros
  • Imposibilidad de asistir a las celebraciones familiares o fiestas de navidad donde estén los suegros.
  • Dificultad en iniciar o mantener conversaciones con tus suegros.
  • Incapacidad de tener contacto visual con los suegros.
  • No poder comer frente a los suegros o en su cercanía.
  • Imposibilidad de ir al baño en su presencia.

Todas estas conductas llevan a la persona que sufre socerafobia a que siempre aparezcan o se invente mil excusas para no estar con los suegros.

¿Cómo tratar el miedo a los suegros?

Desgraciadamente es una fobia poco entendida y muy pocas personas se ponen en tratamiento hasta que llegan a una situación casi insostenible, donde hay verdaderos problemas en la relación de pareja y grandes discusiones familiares.

Algo a tener en cuenta, es que las fobias no son innatas, son resultado de un aprendizaje sobre la experiencia, la educación recibida, influencia de otras personas, etc, que crean un miedo irracional que sin el tratamiento adecuado son difíciles de superar.

Se pueden originar desde la infancia, o venir provocado por una situación traumática que no se ha gestionado de la manera más adecuada, o por varios otros factores que se han de analizar para establecer de manera correcta el tratamiento y garantizar su eficacia.

Como toda fobia hay terapias muy efectivas para tratar este desorden, y conseguir normalizar las relaciones sociales con los suegros, y quizás lo más importante que no afecte a tu relación de pareja y evitar las discusiones familiares.

La Terapia Cognitivo Conductual es una de las terapias que más eficiencia y eficacia han demostrado en el tratamiento de la sintomatologia de las fobias pero poco a poco se están viendo estudios de terapias de última generación con grandes resultados, por lo que la flexibilidad y adaptación de la metodología a cada caso es algo a tener en consideración.

Hay que tener en cuenta que no existen las terapias milagro inmediatas, donde en un par de sesiones haga una “curación” inmediata. Se trata de un proceso en el que se debe seguir una metodología adecuada y un proceso determinado realizada por un psicólogo sanitario cualificado.

Además hay que tener en cuenta que quizás, puede que no se trate de un miedo irracional infundado, y que realmente se esté produciendo una situación de no aceptación por parte de la familia política al nuevo integrante, por lo que sin duda alguna, hay que analizar el caso en profundidad y ver hechos pasados, factores, creencias, pensamientos de cada caso en particular.

En la Terapia Cognitivo Conductual se trata de realizar una reestructuración cognitva, gestionando de forma más adecuado los pensamientos negativos que aparecen, creando pensamientos más funcionales, a la vez que se trabaja sobre las emociones que surgen en una exposición progresiva, sobretodo en un primer momento en situaciones imaginadas para poco a poco ir avanzando a situaciones más reales, y a la vez establecer patrones conductuales adecuados.

En Psicopartner tenemos Psicólogos cualificados y experimentados que te pueden ayudar a superar no solo el miedo a tus suegros (Socerafobia), sino todo el malestar que puedas tener cuando te tienes que enfrentar a estas situaciones.

Nuestro método de trabajo es analizar en detalle cada caso, identificar que terapia se adapta mejor a tu contexto, a tu situación en concreto para establecer la terapia más adecuada para desarrollar las habilidades necesarias y tener sus propios recursos para que puedas disfrutar de tus reuniones familiares.

Si te has visto reflejado en este artículo o quizás a tu pareja, estaríamos encantados de ver tu caso en particular y establecer contigo el mejor tratamiento de fobias acorde a tus circunstancias.

Te invitamos que te pongas en contacto a través del formulario de contacto o solicites una cita directamente desde el lateral de la página de tratamiento de fobias.