Trabacaciones | Trabajando en vacaciones

Está nueva palabra proviene de la traducción de workation (Work + Vacation) y hace referencia a una nueva forma de trabajar. Es trabajar como si estuvieras de vacaciones, en un entorno diferente donde te sientas como si estuvieras de vacaciones.

Esta nueva manera de trabajar viene de la mano del teletrabajo y de los confinamientos que se han producido. Muchas personas han buscado lugares que habitualmente eran destinos vacacionales para irse allí a trabajar y poder vivir en un entorno tranquilo y relajado, muy diferente a estar encerrado en un piso pequeño dentro de una gran ciudad.

La idea es genial y es una forma estupenda de trabajar poniendo un aspecto positivo y anti-estrés en estos tiempos convulsos. Sin embargo, estamos viendo que las trabacaciones en nuestro país parece que tiene una connotación diferente.

Aunque es algo que lleva muchos años ocurriendo en España parece que el confinamiento y el teletrabajo ha traído una forma de trabajar donde casi no hay horarios. Esto se ha generalizado, en mayor o menor medida, no solo a las jornadas laborales sino también cuando la persona está “oficialmente” de vacaciones.

Trabajar en vacaciones

Se trata de un paso más de ruptura de las líneas entre tiempo de trabajo y tiempo personal, es una de las acciones más visibles del problema de conciliación. El trabajar desde casa ha llevado a que se produzca de manera gradual una disolución de horarios donde el sentimiento de responsabilidad unido a empresas y jefes altamente exigentes está deteriorando el espacio personal de la persona.

En nuestro centro hemos sido testigos de cómo los problemas de estrés y ansiedad asociados al trabajo se han incrementado de una manera alarmante. Los factores que hemos identificado como principales estresores son:

  • Hiperconectividad con el trabajo: Se está imponiendo una cultura de estar siempre conectados con el trabajo. El estudio realizado por Cigna (Covid 19 Global Impact) arroja datos preocupantes, el 74% de los empleados en España tiene la sensación de estar siempre conectados al trabajo.
  • Exigencia en la inmediatez de respuesta: El estar constantemente conectados por whatssapp o email parece que está llevando a una exigencia para contestar de manera inmediata.

  • Globalización: La internacionalización del trabajo ha llevado a que las empresas trabajen en entornos multinacionales donde los cambios de horario y las diferentes formas de tomar vacaciones tengan un impacto en la conciliación.
  • Entornos de trabajo altamente exigentes: La reducción de plantillas (ERES / ERTES) ha llevado a una sobrecarga de tareas y responsabilidades. Además aparece el miedo a perder el trabajo o a proyectar una falta de compromiso.

La situación actual nos ha llevado a que las líneas que antes delimitaban el trabajo y el tiempo personal están desapareciendo peligrosamente y ya vemos como algo “normal” que durante las vacaciones una persona tenga que chequear su email, conectarse a alguna reunión por videollamada o incluso hacer algún informe.

Aquí me gustaría que reflexionaras durante unos segundos: ¿realmente es normal que tengas que interrumpir tus vacaciones (aunque solo sean unos minutos)? , ¿has podido comprobar que efectos tiene en ti el estar trabajando en vacaciones?

El responder a ese email, enviar ese informe o conectarte a esa videollamada de solo media hora NO es algo inocuo y seguro que ya te has dado cuenta. Supone una generación de estrés, volver a ponerte en un estado de alerta y no solo durante esa media hora de videollamada, sino que antes has estado dando vueltas y seguramente cuando termines te quedarás durante algunas horas o días pensándolo.

No estás permitiendo que tu mente y cuerpo disfruten de tu familia, tus amigos o de ti mismo/a, estás interrumpiendo un momento de libertad y tranquilidad para volver a entrar en las obligaciones y responsabilidades,

¿esto es justo para ti después del año que has pasado?

¿Por qué es tan importante desconectar del trabajo?

El ocio es una parte fundamental para nuestra salud psíquica. Las últimas investigaciones muestran que el ocio es mucho más que tener tiempo libre, realmente son las actividades que nos permiten tener un estado subjetivo de bienestar o experiencia psicológica positiva.

Es un espacio donde podemos ejercer la libertad de elección, la creatividad y la imaginación fortaleciendo nuestra autoestima, aportando equilibrio mental y siendo una válvula de escape imprescindible para el estrés del día a día.

El descanso y ocio se convierten en herramientas fundamentales para nuestra salud mental, son las mejores medicinas para el estrés crónico, la depresión y la ansiedad que nos provocan las obligaciones diarias.

Por tanto, aunque parezca obvio, es importante recordarnos a nosotros mismos que el ocio es un derecho humano fundamental y un ingrediente básico de salud y calidad de vida.

Los impedimentos de disfrutar las vacaciones

Quizás has leído algún artículo o libro de algún/a “Coach de la Felicidad” donde te revela el gran secreto de que si no disfrutas de tus vacaciones es porque no quieres, solo tienes que decirte frases bonitas, pensar en unicornios rosas…. y listo, ya estás en el camino de disfrutar en vacaciones con una mirada bucólica y con una permanente sonrisa en tu rostro.

En cambio lo que hemos vivido o estamos viviendo en empresas altamente exigentes, con deadlines, forecast, presentaciones a la vuelta, reports, etc,…, sabemos que no es tan sencillo. Si no has entendido estos anglicismos mejor que mejor, son obligaciones y obligaciones que seguro que pueden estar influyendo en no conseguir la tranquilidad en tus vacaciones.

Cuando trabajamos con personas altamente estresadas y/o con ansiedad debido a un entorno de trabajo complicado sabemos que vamos a encontrarnos con tres grandes impedimentos del ocio:

  1. Impedimentos estructurales: Son totalmente externos a la persona y se refiere a la falta de oportunidades recreativas y sociales donde se encuentra. Eso lo hemos podido vivir de manera intensa durante el confinamiento donde todo el ocio se reducía al espacio de nuestra vivienda.
  2. Impedimentos Intrapersonales: Son propios a cada persona y están asociados a los factores psicológicos y de personalidad.
  3. Impedimentos Interpersonales: Hace referencia a como las relaciones con los demás facilitan o impiden el ocio en la persona.

Estos tres impedimentos están interactuando e influyéndose entre si, de tal manera que al desarrollar habilidades sociales adecuadas que favorezcan el ocio con otras personas va a repercutir en los otros dos impedimentos.

Hay que tener en cuenta estos tres elementos a la hora de establecer pautas funcionales para tener un espacio de ocio saludable ya que, alguno de ellos (o incluso los tres), pueden estar impidiendo que una persona pueda tener unas buenas vacaciones, aunque realmente quiera y ponga lo mejor de si misma para conseguirlo.

Consejos para disfrutar de las vacaciones

Seguro que te ha ocurrido que has cogido algunos días de vacaciones pero que has vuelto con el mismo estrés o incluso más que cuando te fuiste. Quizás el estrés de no tener cobertura, de no estar en la oficina controlando la situación, de estar mirando el móvil de manera compulsiva por si tu jefe/a te envía algún mensaje o email tenga algo que ver con esa sensación de no haber descansado. Estos serían los factores intrapersonales que hemos hablado anteriormente.

El ocio no es algo que aparece de manera automática cuando tienes tiempo libre, es un espacio que tenemos que generar nosotros/as mismos/as. Se trata de aprender a desconectar del trabajo y de las obligaciones poniendo barreras y estableciendo como prioridad nuestra salud física, psíquica y social.

El disfrutar de las vacaciones es un proceso que no va a aparecer por si solo, hay que tener una actitud y predisposición activa para que eso ocurra. Hace falta una implicación consciente de que vas a disfrutar plenamente de esos merecidos días de descanso.

Aquí te damos unos consejos para que puedas disfrutar de tus vacaciones de una manera saludable:

1.- Hazte previsible: Avisa a tus compañeros los días en los que estarás de vacaciones avisando de que no vas a estar operativo/a. Las contestaciones automáticas de email son altamente recomendables para que las personas que te han enviado un email sepan que no van a tener contestación por tu parte.

2.- Actividades gratificantes: Identifica actividades que te gusten, busca cosas que hacer que sean totalmente diferentes a tu trabajo, centrate en ellas y disfruta plenamente cuando las estés haciendo.

3.- Pensamientos: Con toda probabilidad van a aparecer pensamientos relacionados con el trabajo al inicio de las vacaciones, no te martirices con ellos ni intentes eliminarlos. Puedes responderles y argumentarlos con tu derecho a tener vacaciones y que te harás cargo de esos problemas cuando vuelvas.

4.- Planifica los tiempos y organízate las tareas pendientes: Seamos realistas y si hay temas importantes que solucionar entonces tendremos que hacerles un hueco dentro de tus vacaciones. Aquí es importante que pongas un inicio y un final, que tengas tiempo de vacaciones y que el trabajo solo sea una parte pequeña de tu tiempo bien delimitada.

5.- Desconéctate todo lo que puedas de tu móvil y de tu portátil. Es un buen momento para hacer actividades donde no haga falta tener esta hiperconectividad constante.

6.- Disfruta de las personas que tienes a tu alrededor: Presta atención en ellas, interésate por saber como están, que sienten y disfruta de su compañía. No hables tanto de ti y céntrate más en ellos. Se egoísta y no entres en discusiones y conflictos que puedan fastidiar tus vacaciones. Lo importante es disfrutar de estas vacaciones.

Como hemos visto es crucial el aprender a desconectar de las obligaciones y disfrutar de las vacaciones, tú eres mucho más que tu trabajo, hay otros ámbitos de tu vida que es importante cuidar para tener un adecuado equilibrio emocional.

Si te encuentras en una situación donde no consigues desconectar ni disfrutar de tus vacaciones y el estrés y la ansiedad se mantienen en tus días de descanso, te aconsejamos que pidas cita con uno de nuestros psicólogos/as llamando al +34 669 489 678 o bien enviando un email a hola@psicopartner.com

Ángel Luis Guillén

Ángel Luis Guillén

Director Centro Psicopartner
Psicólogo Empresarial y Sanitario
  • RESERVAR CITA

    IMPORTANTE: seleccione una fecha posterior a Hoy.
  • septiembre 2021
    Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
    303112345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    27282930123