Sexología clínica

La faceta sexual es una cualidad inherente al ser humano, forma parte de nuestra esencia, igual que ocurre con la emocional y la intelectual. Como consecuencia, ser capaces de desarrollar una vida sexual plena, satisfactoria y gratificante es imprescindible para todos nosotros si aspiramos a alcanzar un bienestar integral como individuos adultos. Esta circunstancia por sí sola ya explicaría la importancia que juega la Sexología clínica como intervención terapéutica efectiva cuando surgen problemas en el ámbito de la actividad sexual.

Pero, además, la sexualidad es parte esencial de la vida en pareja. En condiciones normales, la relaciones sexuales proporcionan un grado de complicidad e intimidad imposible de conseguir en otras situaciones. Sin embargo, esa plenitud se transforma en incomunicación y distancia en los momentos de crisis de convivencia. Ese distanciamiento no solo pone en peligro la continuidad de una pareja, también deja una huella negativa en la autoestima y seguridad individual, entre otros aspectos del equilibrio emocional de cada persona.

La Sexología clínica es la única terapia psicológica que se ocupa exclusivamente de analizar, diagnosticar y tratar las distintas disfunciones sexuales. Porque los problemas sexuales, incluso aquellos que tienen un origen físico, acaban derivando en trastornos psicológicos. Solo un sexólogo, un psicólogo especializado en desórdenes de naturaleza sexual, puede abordar este tipo de alteraciones en toda su complejidad.

Relaciones entre Psicología y Sexualidad

El cerebro es el principal órgano sexual de las personas. Esta no es una frase hecha, sin más. Es una afirmación que cuenta con todo el respaldo científico, basada en innumerables estudios realizados con población real por las más prestigiosas instituciones internacionales. Y ya en el siglo XXI, este conocimiento se ha reforzado con las aportaciones tecnológicas de última generación. Por ejemplo, técnicas como las tomografías hechas con resonancia magnética, nos han permitido visualizar las áreas cerebrales que se activan con la estimulación sexual.

Sin duda, todos estos avances han proporcionado herramientas en el ámbito de la Neurología increíblemente eficaces para tratar a pacientes con determinadas disfunciones sexuales. Pero, el mundo de la sexualidad humana es mucho más que conexiones neuronales. Las emociones, la personalidad, las experiencias individuales son ingredientes esenciales que ayudan a entender porqué cada individuo experimenta y entiende de forma diferente el sexo.

Aquí es dónde se explica el papel insustituible que juega la Sexología clínica para tratar cualquier problema relacionado con la sexualidad. Aplicando los conocimientos científicos sobre el funcionamiento de la mente humana y los mecanismos emocionales propios de la Psicología, los sexólogos abordan estas situaciones conflictivas aportando soluciones específicas. Una tarea encaminada a un objetivo claro, mejorar la vida sexual de nuestros pacientes.

Sexología clínica, una terapia sexual efectiva

Es importante incidir en esta visión de la Sexualidad clínica como una disciplina rigurosa y contrastada, una más dentro de la amplia variedad de servicios que forman parte de la Psicología moderna. Y es, además de efectiva, una terapia breve. Esto quiere decir que, habitualmente, los tratamientos finalizan y se alcanzan los objetivos propuestos con pocas sesiones. Unos resultados permanentes, con un riesgo mínimo de recaídas, porque se trabaja de forma personalizada y un enfoque eminentemente práctico.

De hecho, la terapia sexual desarrollada por expertos, como los sexólogos que forman parte del equipo de Psicopartner, alcanza niveles de eficacia que superan el 80% de éxito. En nuestra consulta, tenemos la satisfacción de comprobar a diario cómo nuestros pacientes recuperan y refuerzan su identidad sexual propia, iniciando o retomando unas relaciones íntimas libres de condicionamientos externos, sin tabúes o limitaciones impuestas.

La Sexología clínica es, como hemos señalado, la terapia más indicada para resolver todos los problemas sexuales de origen psicológico, entre los que se encuentran:

  • La inapetencia sexual o falta de deseo
  • La anorgasmia
  • La Hipersexualidad
  • La adicción al sexo
  • Las parafilias o práctica sexuales inusuales
  • La disfunción eréctil
  • La eyaculación precoz
  • La frigidez
  • El dolor coital

¿Cómo funciona la Sexología clínica?

Antes de iniciar el tratamiento de cualquier afección o trastorno sexual, es recomendable que el paciente descarte un posible origen fisiológico del problema. Pero, una vez que los especialistas médicos comprueben que no existe una enfermedad, es el momento de que entre en acción el conocimiento y experiencia del sexólogo.

La terapia sexual puede trabajar de forma individual o en pareja, dependiendo de las circunstancias en las que se manifiesta la disfunción. En ambos casos, los sexólogos nos valemos de distintas técnicas que nos permiten dar con el origen del problema. Este punto es importante, sobre todo, cuando existe un antecedente de abusos, violencia o desinformación sexual.

 También es frecuente que utilicemos ejercicios de relajación o de meditación para combatir las crisis de ansiedad y el estrés que suele ir asociado a una vida sexual insatisfactoria. Además, estas prácticas permiten controlar el estado anímico en el momento del encuentro sexual, que siempre será más placentero cuanto más relajados estén los participantes.

Y, sin duda, uno de los principios irrenunciables de la Sexología clínica es el de la discreción. La sexualidad humana es un acto de máxima privacidad y con esa intimidad es siempre tratado por el equipo de sexólogos de Psicopartner.

Relaciones entre Sexología Clínica y Terapia de Pareja

La Sexología clínica parte de la premisa de que la sexualidad es una condición individual, pero que solo adquiere su verdadera dimensión cuando se comparte con el otro. La máxima expresión de la comunicación sexual, al menos en las sociedades occidentales, es la que se desarrolla en el ámbito de la pareja. Como consecuencia, son los conflictos sexuales de las parejas los que más reclaman ayuda terapéutica.

 Es cierto que cualquier problemática en torno a la sexualidad que surja en el seno de una relación sentimental sale a la luz en las sesiones de Terapia de Pareja convencionales. Sin embargo, al tratarse de una disfunción específica, con unos condicionantes propios, debe ser atendida por profesionales formados en este área concreta de la Psicología.

El tradicional terapeuta de pareja está más enfocado a trabajar la convivencia como un todo integral, en el que la sexualidad es solo uno de los distintos asuntos que tienen que mejorarse. Por el contrario, los sexólogos de Psicopartner ponemos el foco en resolver los conflictos presentes en la vida íntima de la pareja, sabiendo que al solucionarlos mejorarán los otros aspectos de la relación a los que estaba afectando.

  • RESERVAR CITA

    IMPORTANTE: seleccione una fecha posterior a Hoy.
  • septiembre 2021
    Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
    303112345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    27282930123
  • Psicopartner

    Un equipo perfectamente preparado para ayudarte